Cómo alquilar un coche en vacaciones

Para todas aquellas personas que económicamente no pueden permitirse el gasto que supone tener un coche en propiedad, la mejor opción es sin duda alquilarlo. Es por este motivo que, en vacaciones, las empresas que se dedican al alquiler de vehículos hacen su agosto particular.

Desde diferentes organizaciones de consumidores hacen unas recomendaciones muy sencillas para que alquilar un coche sea siempre un beneficio y que no nos encontremos con problemas de ningún tipo. Las recomendaciones son las siguientes:

  • Hay que leer varias veces si es necesario el contrato. Muchas veces existen cláusulas que desconocemos y que nos pueden parecer abusivas después.
  • Aclarar qué se paga y por qué. En prácticamente todas las empresas de alquiler de vehículos se realiza un depósito en concepto de fianza que debe ser devuelto al cliente cuando este último devuelve el vehículo alquilado.
  • Revisar concienzudamente el estado en el que se encuentra el vehículo en el momento de ser entregado. Si es posible, realizar fotografías en las que se pueda apreciar sin dudar el estado del mismo. Esto nos evitará problemas después, ya que no sería la primera ni la última vez que las compañías reclaman desperfectos que ya existían con anterioridad.